Bienvenido a este mi cuaderno de bitácora

Querido visitante: gracias por pasar por aquí y leerme.
Aquí encontrarás ligeros divertimentos y algunas confidencias personales, pocas.
A mí me sirve de entretenimiento y si a ti también te distrae, ¡estupendo!.
Si, además, dejas un comentario... ¡miel sobre hojuelas! Un abrazo,
Guarismo.

martes, 7 de octubre de 2008

74. No me resisto...

No me resisto a publicar hoy fotos de mis playas de Cái. Hoy, tras 49 días sin disfrutarlas, sin pisar su arena fresca, sin empaparme de su sal, sin bañarme en sus aguas frescas, sin balancearme ni revolcarme en sus olas, sin ver volar sus gaviotas con las alas desplegadas, planeando; hoy, que echo de menos, en este estúpido mes de octubre, los días de sol y calor suaves, de fresco viento de Poniene y de ese viento travieso de Levante, tan queridos; hoy, que no veo cuándo llegará el 6 de diciembre para volver a repetir esas sensaciones que me calman, que me colman... esas sensaciones que, no sé por qué, necesito para sentirme vivo; hoy, que añoro mi tierra y todo lo que ella me da.

Es posible que repita algunas fotos. No importa. Son de mis playas de Cái.











5 comentarios:

Evita dijo...

Mil veces te dare las gracias y otras mil las deveria de dar, por acercarnos a los que estamos fuera de Cadiz, estas imagenes tan maravillosas y que tantos recuerdos dan.

Se hecha de menos tanto, que a veces toda una vida no es suficiente para acostumbrarse al cambio, se hecha de menos tanto que a veces toda una vida, no es suficiente para disfrutarla entera.

Mil besos y mil abrazos.

elshowdefusa dijo...

Qué dura es esa distancia y esa añoranza. Yo me alejé también de mi Barcelona amada y entiendo perfectamente lo que cuentas de tu Cái.

Las fotos son muy bonitas... le hice yo a mi hermana unas en la playa, jugando con mi sobrino a tirarse cubos de agua, y qué mágica se queda el en las fotos... se queda estático ese movimiento de milésima de segundo y no parece siquiera lo mismo.

Un beso.

Edmar dijo...

Preciosas playas Guarisimo, no me extraña que las eches de menos.
Por cierto, soy de Barcelona, no sé de dónde has sacado eso de que soy canario ;)

berrendita dijo...

Qué te voy a contar yo que no sepas?

A veces escucho las olas de mi Cái rugir en mi corazón. Gracias por recordármelas, tan llenas de sal, tan nuestras.

Un beso.

Guarismo dijo...

Gracias, Evita, Fusa, Edmar, Berrendita... gracias por venir por aquí y dedicar vuestro tiempo a contemplar las playas de mi Cái... es un detalle. Y veo que, por una u otra razón, os gustan a todos...

Edmar: por alguna razón que soy incapaz de recordar ahora, deduje que eras canario... perdona el error. Pero Barcelona también tiene mar...

Un abrazo a los cuatro.