Bienvenido a este mi cuaderno de bitácora

Querido visitante: gracias por pasar por aquí y leerme.
Aquí encontrarás ligeros divertimentos y algunas confidencias personales, pocas.
A mí me sirve de entretenimiento y si a ti también te distrae, ¡estupendo!.
Si, además, dejas un comentario... ¡miel sobre hojuelas! Un abrazo,
Guarismo.

martes, 29 de enero de 2008

29. Otra vez mis novelas.

Ya he escrito sobre mis novelas en este mi cuaderno de bitácora en más de una ocasión. Y hoy repito. Que me perdonen mis pocos pero agradecidos y amables lectores que vuelva a insistir (de paso, le contesto a un nuevo visitante –bienvenido, Juanra– que me preguntó por ellas), pero ¿qué mejor sitio que éste para hacerme propaganda?

Viene a cuento hablar otra vez de mis novelas por aquello de la vanidad. Antes de Navidad, una amiga nigeriana me vio firmar Viento de Levante a un comprador amigo. Al rato me pregunta: “¿Tú escribes?, ¿esa novela es tuya? Pues tráeme una que me voy ahora de vacaciones y me la leeré en mis playas allá en Nigeria”.

Me la encontré de nuevo anteayer en el club donde juego al squash y me dijo que le encantó. Soy incapaz de reproducir sus palabras textuales, pero debo decir que, si bien me han felicitado otros por la obra, mi amiga nigeriana se pasó. Dijo algo así como “maravillosa, bonita, emocionante, interesante, preciosa... engancha, hay
que seguir leyendo para ver qué pasa...” (no sigo, que me da cierto pudor). Gracias, Adama. Eres demasiado espléndida conmigo. Por cierto, me ha pedido Viento de Poniente y va a prestar VdL a su hermana, que está aprendiendo castellano. Todo un honor.

A los pocos minutos, me para una dama y me pregunta: “¿Tú eres el de las novelas?”. “Sí”, le respondo, “¿y tú quién eres?”. “Soy la mujer de ...”. “¡Ah!, mucho gusto. ¿Las has leído?”. “Sí, y me han encantado,
enhorabuena”. Dos piropos en un rato, no está mal.

Y más tarde, en la sauna, un buen amigo me pregunta por la tercera, Viento Norte. “Ya la terminé”, le dije. “Pues tráemela pronto, que tengo ganas de leer la última de la trilogía.”

En fin, decía que todo esto venía a cuento de la vanidad, más henchida cada vez que me dicen estas cosas. ¡Menos mal que algún lector me critica y me pone a parir...! Aunque hay halagos que guardo en ese rincón que la vanidad esconde y de los que se alimenta de vez en cuando... Un amigo me
contó que un lector le dijo que mis descripciones recuerdan a Delibes o Capote... y que quien lo dijo trabaja en la RAE. Bueno, no cabe duda que mi amigo me quiere mucho, aunque quien lo dijo no me conoce... sería mentira.

La verdad es que yo mismo me sorprendo al darme cuenta de que ya he escrito tres novelas. No lo hubiera creído hace unos años. Estoy satisfecho. 205.067 palabras, 21.633 líneas, 1.164.689 caracteres... no está mal.

Os dejo las portadas (podéis hacer clic sobre ellas para verlas mejor) y dónde encontrarlas (
www.lulu.com), por si os interesa leerlas (si no os gusta comprar por Internet, yo os las hago llegar si me enviáis vuestra dirección; mi correo está en mi perfil). Perdonad, una vez más, mi atrevimiento.

3 comentarios:

Karl Marx dijo...

This?

That?

Or The Other?

Juanra dijo...

Intentaré hacerme con una de tus novelas. Me han entrado ganas de leer alguna.

Donce dijo...

Pero dónde está Guarismo?? éste se nos ha largao pa Cái a carnavalear.
Menudo morro!!