Bienvenido a este mi cuaderno de bitácora

Querido visitante: gracias por pasar por aquí y leerme.
Aquí encontrarás ligeros divertimentos y algunas confidencias personales, pocas.
A mí me sirve de entretenimiento y si a ti también te distrae, ¡estupendo!.
Si, además, dejas un comentario... ¡miel sobre hojuelas! Un abrazo,
Guarismo.

sábado, 24 de enero de 2009

95. Casi imposible, en 400 plabras (sesenta y dos).

Casi imposible

Mi hijo se quiere dar de baja de Movistar. Como está liado, me ofrezco a ayudarle.

Llamo al 609 para preguntar —simplemente preguntar— cuál es el procedimiento. Me piden el número de teléfono. Luego el DNI. Discuto y digo que no sé para qué quieren mi DNI, pero se lo doy. Me dicen que no coincide con el titular del teléfono. Claro, el teléfono es el de mi hijo y el DNI, el mío. Le facilito el DNI de mi hijo. Insisto en preguntar el procedimiento, pero me responden que no me lo puede decir, que me pasan con un asesor personal, que muchas gracias por llamar a Movistar. Le explico que… Han transferido la llamada (a no sé quién; debe ser al “asesor personal”, ¡qué importante soy!) “No se retire. Le atenderemos lo antes posible”. Mensaje que se repite (las conté) 18 veces, y entre cada mensaje transcurren 18 segundos; es decir, esperé casi 5 minutos y medio. Por fin se pone una tal María C. Le vuelvo a explicar el tema. Le digo –craso error- que es para mi hijo. Me pide el número de teléfono. Lo doy por segunda vez. Me dice:

—Como no es el titular no le puedo dar la información.

—Vamos a ver, señorita, sólo quiero saber el procedimiento, mi hijo está en Australia y se quiere dar de baja de Movistar —le digo, ya chillando.

—Pero como no es el titular no puedo decirle nada.

Chillo, me cabreo, la insulto (a ella no, le pido disculpas, insulto a su compañía y le amenazo con ir a la asociación de consumidores, al juzgado de guardia y al defensor del pueblo. Nada. Que no soy el titular. Entonces cambio de estrategia):

—Bien, yo soy el titular, ¿qué datos necesita?

—No me engañe. Ud. no es el titular, me lo ha dicho antes.

—Le mentí. Soy el titular de esa línea. Mi nombre es… ¿quiere mi DNI?

—Le insisto en que no juguemos. Ud. me dijo que no era el titular. No lo puede ser ahora.

—Pues mire, ahora lo soy. Déme la información, por favor.

—No puedo. Tiene que llamar el titular.

Entonces llego al límite y chillo hasta desgañitarme. Me cuelga (lógico). Pero, ¡oh, milagro!, salta una cinta magnetofónica que dice: “Envíe una carta firmada con número de teléfono y fotocopia de DNI, indicando baja, al Apdo. de Correos 151124, 28080”.

Fin.

5 comentarios:

Evita dijo...

Jajajajaja, lo siento muchisimo, en parte me siento un poco implicada, porque formo parte de ese estupido mundo lleno de protocolos,y formas reglamentarias.

Realmente son desesperantes, hay veces que me odio a mi misma, y eso que soy comercial, no de fidelización, yo solo vendo (aun).

Pero bueno, al final no es que sea de muy agrado pero conseguistes saber como darse de baja, y es lo que cuenta.

Buenas noches, un saludo ;)

Bicho dijo...

Jejeje! Simplemente genial!

Lo mejor que se puede hacer en estas situaciones es colgar y volver a llamar. Los/as teleoperadores/as están entrenados de manera concienzuda para resistir cualquier envite de los usuarios cabreados. Sus proezas están a la altura de los grandes mitos griegos ^^

Un beso!

Ana dijo...

Odio que se haya perdido la atención personal, donde alguien te escucha, donde están los documentos que se pueden mirar sin tener que enviar un fax tras otro...
Ufff!! Me pongo de los nervios, me convierto en cuadriculada con estos asuntos...
Mi hermano tuvo un teléfono que adquirió con el programa de puntos, fidelidad y tal...
Este teléfono tiene un botoncito "Emocion" que abre la zona descargas y demás...
Mi hermano es adulto, casado, dos hijos...pues el botoncito se ponía en marcha solito, tan mono y listo él...
Si vieras a este hombre de metro ochenta y cuatro, con el teléfono en la mano, plano, sin rozarlo, como quien lleva un papelón de dulces...
Y NADIE LE SOLUCIONABA NADA.
Tenía que pagar facturas como si él hubiera usado realmente estos servicios.
Al final, después de probar todo, darse de baja de un teléfono que era nuevo fue la única opción

Minisuina dijo...

En Vodafone es más de lo mismo.

Guarismo dijo...

Evita: seguro que tú eres mucho más amable...

Bicho: no lo conté porque no me cabía en 400 palabras: era mi quita llamada y mi mjer llevaba unas diez. Un compañero de oficina conseguía rápidamente que le pasaran con el "asesor" -no sé cómo lo hacía- pero luego la respuesta era: "es que hoy los sistemas no funcionan y no podemos atenderle...". En fin, cualquier excusa es buena.

Ana: es para perder los nervios... ¿consiguió tu hermano darse de baja? TODO UN ÉXITO.

Miniusina: Sí, Vodafone igual, y ADSL de cualquier operador, y Orange y... vivimos en una sociedad donde lo que menos importa es el cliente, que paga. Se ha perdido la educación, la atención y a nadie le importa un bledo.

Gracias por seguir pasando por aquí a las cuatro.